– XXX –

Este capítulo corresponde a la tercera pregunta que formulamos al Señor sobre los planetas que están en guerra y descienden a la Tierra, por causa de sus materias.

Citamos la revelación que dio origen a esta pregunta, añadida en el capítulo XXVI: “Está llegando aquel tiempo en que vuestra profecía dice: es la hora de algunos planetas entrar en guerra y en el mundo en que habitáis iréis a sufrir por causa de las luchas, por causa de los desplazamientos y de las persecuciones de los planetas movidos de sus lugares. Descenderán a la Tierra y quemarán la tierra, por causa de sus materias.”

Sigue la respuesta del Señor a nuestra pregunta:  

“El hombre se engrandeció de tal manera que creció rápidamente en su sabiduría e hizo muchos pactos con Satanás, haciendo la voluntad de las cosas de la tierra. y también pactó y planeó en tocar los lugares de arriba, donde no hay luz propia, porque lo que era agradable se tornó destruidor. Y el día está llegando en que se multiplicará la destrucción venida de las materias de Zebul y Bubu, construidas en los propios lugares; ellos se embestirán en los lugares de la Tierra y se formará confusión entre los hombres de sabiduría destructora.”

Paráfrasis de estas palabras del Señor:

“La ciencia del mundo es su propia profecía, pues en ella depositan su confianza. Miran los planetas y el ejército del Cielo hasta donde sus ojos artificiales (telescopios y satélites artificiales) pueden escudriñar, y saben que vendrá un tiempo de confrontación entre los astros, y su casa terrestre será alcanzada. Mas dicen ellos: eso no es para nuestro tiempo. Mas Yo os digo: será en breve, mas en breve de lo que pensais. Vuestros ojos artificiales os engañan, pues nada veis a través de ellos, porque Yo volví los dos planetas invisibles. Las materias que el hombre desconoce descenderán a la Tierra y la quemarán.

El hombre se engrandeció de tal manera en su sabiduría que hizo muchos pactos con Satanás, haciéndole la voluntad; encamino toda su ciencia para el mal, desobedeciendo a Mi Orden Divino, tal como había hecho y siempre hace su mentor (Lucifer/Satanás).

 La materia es el instrumento con que Satanás aparta el hombre de su Creador, atrayendolo para el lado del pecado y de la destrucción.

En los pactos que el hombre hizo con Satanás fueron colocados objetivos a alcanzar; y esos objetivos apuntan los lugares de arriba, donde no hay luz propia, pues Yo nunca desee que el hombre se apartase de su casa terrestre. Aquello que en el inicio fue agradable al orgullo de la humanidad, como otrora en Babel de la confusión (Génesis 11:1-9), hoy está trayendo gran perjuicio, porque la ciencia del hombre traspasó el limite impuesto por Mi.

El Dia de Juicio está llegando, en que se multiplicarán los maleficios de las materias de los dos planetas de Mi revelación. El hombre desconoce estos planetas, más Yo os digo sus nombres: uno es Zebul y el otro es Bubu y ambos caerán en los lugares de la Tierra, formándose gran confusión entre los hombres de sabiduría destructora.”

Nota: Nos fueron transmitidas diversas revelaciones sobre la existencia de dos planetas, que están ligados a muchos acontecimientos futuros. Estas revelaciones están registradas en la obra “Las Nuevas Revelaciones para el Reino”.

Sobre estos dos planetas – Zebul y Bubu, el Señor no nos reveló nada más, más allá de aquello que está aquí registrado.

También te puede gustar: